Durante el otoño, el Centro de Londres dio la bienvenida a la Líder Espiritual del Centro de Kabbalah, Karen Berg, quien estuvo en la ciudad durante dos semanas de conciencia e inspiración. Karen visitó Londres para impartir una nueva clase: Neshimá La Neshamá, Viaje al alma: Taller de respiración y chakras, en la cual ha estado trabajando en compañía de un estudiante de mucho tiempo, Mike Fliderbaum.

La clase de Neshimá La Neshamá, Viaje al alma: Taller de respiración y chakras se enfoca en abrir cada uno de los siete chakras o puntos de 
energía en el cuerpo metafísico por medio de un proceso de respiraciones activas y fuertes. Junto a Mike, Karen dio dos clases en el Centro de Londres. A pesar de que hubo una huelga en el metro durante esa semana, muchas personas hicieron el esfuerzo para asistir a estas clases especiales. Garry Sermanni, quien fue voluntario en ambos eventos, nos dice: “Ambas clases fueron muy intensas y los estudiantes sintieron verdaderos avances en el manejo de la energía. Hubo lágrimas, risas y una conexión íntima. Nunca antes había escuchado una clase de la cual se hablara tanto”.

Cerca de 45 estudiantes asistieron a ambas clases, incluyendo dos estudiantes que habían comenzado a asistir al Centro recientemente. En este escenario íntimo, los estudiantes tuvieron una experiencia única y cautivadora con Karen.

Michael y Mónica Berg también se encontraban en Londres para compartir clases de conciencia con la comunidad del Centro local. Mónica dio una charla llamada Sin temor ante un público de 100 personas, mientras que Michael habló antes de Shabat a unos 200 miembros del Centro de Kabbalah de Londres. Leah Ana, una estudiante del Centro de Londres dice: “Me encanta la forma en la que Mónica personifica lo que dice y refleja todo el trabajo que nosotros como estudiantes queremos alcanzar. Es muy motivador poder ver y sentir —a través de lo que ella cuenta y, simplemente, a través de su energía— cuánto podemos crecer y cambiar de verdad, incluso en aquellas partes oscuras y difíciles de nosotros; porque puedes ver que ella ha pasado por ese proceso y eso es tanto una inspiración como una prueba de que todos podemos llegar a ese punto”.

Además de las clases y charlas, los tres miembros de la familia Berg celebraron Shabat Ékev en el Centro de Kabbalah de Londres junto a unos 200 miembros de la comunidad del Centro.