El Centro De Kabbalah Logo

Historia

Todas las enseñanzas de El Centro de Kabbalah están basadas en textos antiguos, tales como El Zóhar y los escritos del gran kabbalista del siglo XVI, Rav Isaac Luria (el Arí).

El entendimiento central de estos textos fundamentales ha sido transmitido directamente de maestro a estudiante a lo largo de 4,000 años. En 1922, el fundador del Centro de Kabbalah, Rav Yehudá Áshlag, completó la primera traducción del Zóhar del idioma arameo antiguo al hebreo moderno. Éste fue un momento cumbre en la historia de la Kabbalah, pues marcó la primera vez que la Kabbalah se puso al alcance de la persona común.

Después de la muerte de Rav Áshlag, su estudiante más cercano, Rav Brandwein, continuó diseminando la sabiduría de la Kabbalah. Rav Berg estudió con Rav Brandwein por años y llegaron a ser muy cercanos. Al fallecer Rav Brandwein, el liderazgo del Centro de Kabbalah recayó en manos de Rav Berg. Como reflejo de este legado, El Centro de Kabbalah tiene el privilegio de custodiar la correspondencia original en la que se muestra la profunda conexión entre Rav Brandwein y Rav Berg.

El Centro se siente orgulloso por el éxito que ha tenido transmitiendo esta antigua sabiduría en un lenguaje moderno para que todo el mundo pueda entenderla y utilizarla para mejorar su vida. Con este objetivo, El Centro de Kabbalah provee un sinnúmero de libros y guías de meditación.Tal vez lo más importante haya sido la primera traducción íntegra al inglés del Zóhar en 23 volúmenes que hiciera Michael Berg. A lo largo de los siglos ha habido traducciones parciales, pero nunca una traducción literal completa. (En español, ya existen más de 10 volúmenes traducidos).

CRONOLOGÍA HISTÓRICA

Abraham El Patriarca – 4.000 años atrás 

Avraham. Patriarca del Judaísmo. Semilla del Cristianismo. Padre del Islam.

Avraham fue el primer hombre que se dio cuenta que sólo había un Dios, que el universo entero está interconectado como un todo, en un nivel mucho más profundo de la realidad. 

El gran patriarca fue el primero, desde el amanecer de la civilización humana, en transcribir un libro de Kabbalah. Dicho libro se llama: El Libro de la Formación, y contiene los misterios gloriosos y los secretos sublimes de nuestro universo. Increíblemente, la recopilación completa sólo contiene unas cuantas páginas y algunos cientos de palabras. 

PREGUNTA: ¿Cómo pueden todos los misterios de nuestro universo estar concentrados en un pequeño texto?      

RESPUESTA: El libro está escrito en una fórmula codificada.

Para ello, piensa en la ecuación de Einstein: E=mc². Páginas enteras de ecuaciones matemáticas se encuentran dentro de esa simple fórmula. Los secretos de tiempo, espacio y movimiento se reducen a cinco simples caracteres.

Ahí yace el secreto de El Libro de la Formación: El trabajo de Avraham contiene todas las ecuaciones espirituales correspondientes a nuestro mundo, en cuanto al tiempo, espacio y movimiento. El Libro de la Formación esconde todos los secretos de la existencia –desde el comienzo de la vida a los orígenes del caos que aflige a la humanidad. 

De la misma manera que un niño – y la mayoría de los adultos, para el caso - tiene dificultad para entender la fórmula de Einstein, las personas de la generación de Avraham tampoco pudieron comprender la infinita sabiduría que se encuentra en este manuscrito antiguo. Pasaron unos cuantos miles de años antes de que la humanidad pudiera desentrañar los secretos de la energía eléctrica. De la misma manera,  que tomará tantos años para que nosotros podamos desentrañar los secretos de la energía espiritual, contenidos en El Libro de la Formación de Avraham. 

(Volver al inicio)

 RAV SHIMÓN BAR YOJÁI- 70 D.C.

Debido a un decreto del Emperador Romano, Rav Shimón Bar Yojái buscó refugio en una cueva en Peki’in, Israel, por 13 años. Durante este largo tiempo de penoso aislamiento, recibió instrucción en la Kabbalah. Sus maestros fueron Moisés y Elías el Profeta, quienes lo visitaron en visiones. 

Cuando el liderazgo del Imperio Romano cambió de manos, Rav Shimón y su hijo regresaron a Jerusalén. 

Para proteger los secretos del universo que le habían sido revelados, Rav Shimón le encargó a uno de sus discípulos –Rav Abba- que plasmara sus enseñanzas por escrito. Rav Abba tenía el extraordinario don de escribir en un lenguaje abstracto o en metáfora, y parábolas. De esta forma, los secretos estarían a salvo, hábilmente escondidos dentro de recónditas historias, haciendo difícil para los que no lo merecen captar y aprovecharse de este antiguo poder y así, nace El Zóhar, el más grandioso trabajo en la Kabbalah.

Hasta este día, el Zóhar o Libro del Esplendor es conocido como el más sobresaliente y absoluto trabajo dentro de la sabiduría kabbalística.

El Zóhar expuso ideas y conceptos que estaban adelantados por siglos para su época. En una era en la que la ciencia determinaba que la tierra era plana, el Zóhar representaba nuestro planeta como esférico, con personas experimentando el día y la noche al mismo tiempo en diferentes zonas horarias.

El Zóhar describe el momento de la creación como una explosión como el Big Bang. Habla de un universo que existe en 10 dimensiones. Explora la noción de universos paralelos. Estas especulaciones fueron consideradas como herejes y atemorizantes. Aún así no eran las más fantásticas que aparecían en el Zóhar. Esa denominación pertenece a la siguiente idea…

Rav Shimón dijo que el Zóhar es más que un libro de secretos y sabiduría espiritual.

Es un poderoso instrumento que da energía,  es una herramienta que salva la vida con el poder de traer paz genuina, protección, sanación y realización a aquellos que lo posean. 

El Zóhar puede encender el alma de una generación, siendo un catalista de cambio profundo y transformación en de la conciencia del hombre y de la sociedad. 

En otras palabras, justo como un pequeño foco ilumina una habitación oscura, la luz espiritual del Zóhar puede iluminar la mente de los hombres para esclarecer los misterios del cosmos. De acuerdo con los kabbalistas, estas inadvertidas influencias eventualmente ayudarán a formar el destino de la humanidad, en tanto que la presencia del Zóhar se extienda en nuestro mundo.

Rav Shimón afirmó que llegaría un día en el que aún un niño de 6 años explorararía la sabiduría espiritual de la Kabbalah. Pero hasta que ese tiempo llegue, los manuscritos originales del Zóhar deberían permanecer ocultos. Dichos manuscritos fueron escondidos por siglos.

El eclipse de la Luz espiritual del Zóhar coincide con la época del oscurantismo, una época en donde en cada aspecto de la civilización – incluyendo la educación, la ciencia y las comunicaciones – se encontraba en una severa regresión. 

En el año 1270 D.C.  el Zóhar reapareció, descubierto por Rav Moisés De León en España. Al mismo tiempo en que la luz del Zóhar empezó a irradiarse por el mundo, se encendió el inconciente colectivo de una generación, coincidiendo con el Renacimiento.

(Volver al inicio) 

 RAV ISAAC LURIA "EL ARI"- SIGLO XVI

El siglo XVI nos trajo al Kabbalista más influyente en la historia: Rav Isaac Luria. Un estudiante brillante, que a la edad de 13 años fue llamado “El Ari”, que significa “El León Santo”.

El Arí tenía el don de ahondar en lo más profundo del  Zóhar. Vivió como un ermitaño durante 13 años, profundizando sobre sus misterios. No era raro para el Ari meditar sobre un verso del Zóhar por  muchos meses, hasta que le fuera revelado el significado oculto.

El Ari descubrió extraordinarios secretos dentro de las poéticas palabras del Zóhar, así como también, un sistema de evolución que fue más allá del que Darwin explicaría siglos más tarde. 

El Ari escribió:

'’Vendrá un tiempo en el que los científicos, en su búsqueda de la relación entre el hombre y el animal, intentarán considerar al mono como esa forma desde el cual el hombre evolucionó’’. -Árbol de la Vida, Puerta 42, Cap. 1.

El legado más grande del Ari fue su obra kabbalista, “Los Escritos del Arí”, recopilada por su alumno más preciado, Rav Chaim Vital. Su trascendente trabajo dio vida a lo que se conoce hoy como Kabbalah Luriánica. La Kabbalah Luriánica se convirtió en la escuela definitiva del pensamiento kabbalista, y tuvo un impacto dramático en el mundo. Hasta ahora eminentes estudiantes contemporáneos están descubriendo la inmensa influencia que este Kabbalista renacentista significó para luminarias intelectuales como Sir Isaac Newton.

La profesora Allen P. Coudert sostiene en su libro ‘’El impacto de la Kabbalah’’ en el siglo XVII:

La Kabbalah Luriánica merece un lugar importante que nunca antes un texto había recibido en la historia de la evolución científica y cultural occidental”.

El gran matemático y filósofo Leibniz, quien inventó el cálculo, estuvo profundamente influenciado por la Kabbalah. Isaac Newton estudió Kabbalah, en donde encontró ideas que guardan un parecido sorprendente con algunos de sus mayores descubrimientos científicos.

A la corta edad de 38 años, Rav Isaac Luria dejó este mundo. Él dejó un sistema espiritual que, cuando sea completamente aclarado y descifrado, permitirá a la humanidad tomar control sobre su destino -un mapa, una guía para el cuerpo y el alma que aliviará a las personas del caos, miedo, dolor y sufrimiento. Todo el conocimiento y material en este sitio tiene sus raíces en la Kabbalah Luriánica.

Se dice que el Ari vino a este mundo con un propósito: instruir a su discípulo Chaim Vital, en el sistema luriánico de la Kabbalah.

(Volver al inicio)

 RAV ABRAHAM AZULAI – SIGLO XVII

El afamado Kabbalista Rav Abraham Azulai escribió un tratado kabbalista titulado "La misericordia de Abraham". Resaltan dos pasajes particulares.

En el primero, Rav Azulai escribió que una transformación espiritual significativa comenzaría en el año 2000. "Habrá una era en la que la Kabbalah se expandirá a ''las cuatro esquinas del planeta'', un período en el que el tiempo y espacio se encogerán, un momento en el que los secretos de la inmortalidad comenzarán a descubrirse ante los ojos del mundo".

El segundo pasaje revela un decreto histórico:
''Desde el año 1540 en adelante, los niveles básicos de la Kabbalah tendrán que ser enseñados públicamente a todos, jóvenes y viejos.  Solo a través de la Kabbalah podremos eliminar para siempre la guerra, la destrucción y la crueldad del hombre con su prójimo''. -La Misericordia de Abraham

Y así, sucedió que desde el año 1540 en adelante, la prohibición en contra de aprender Kabbalah desapareció. Pero había un problema…

El mundo estaba en una encrucijada. Las líneas existentes entre la ciencia, filosofía y misticismo se volvieron borrosas. Las mentes brillantes incursionaban libremente entre estas tres disciplinas. A diferencia del punto de vista de los científicos contemporáneos, no había una desaprobación en cuanto a una conexión entre la ciencia y el misticismo, pero entendieron lo que verdaderamente era: ¡Dos mitades de un todo!

A lo largo de la historia, ha habido hombres conocedores de filosofías, ciencias y tradiciones espirituales.  Algunos de estos hombres han usado la Kabbalah para su propio beneficio y honor, incrementando su ego y retrasando la llegada de un mundo lleno de paz y plenitud para toda la humanidad.

Desde esta perspectiva, estos seguían siendo tiempos peligrosos. Por lo tanto, era imperativo que los escritos del Arí permanecieran codificados y ocultos.

Sin embargo, la acción histórica de Rav Abraham Azulai, plantó oficialmente la semilla para la difusión de la Kabbalah a las personas. La semilla sólo tendría que esperar un poco más antes de poder germinar.

(Volver al inicio)

 RAV YEHUDA ÁSHLAG – PRINCIPIOS DEL SIGLO 20 

Rav Áshlag fue el Kabbalista más trascendente de nuestra generación. Tal vez el único hombre, que realmente entendió – y ayudó-  al avance y transformación del siglo 20.

Rav Áshlag rompió con la tradición de más de 4.000 años que mantenía el gran poder de la Kabbalah dentro de los escritos místicos del Ari. Como llegó el tiempo de actuar, las antiguas bóvedas de la Kabbalah fueron abiertas por las manos de este reconocido sabio.

Rav Áshlag explicó que el Zóhar previó la físicalidad del mundo material de hoy y su influencia sobre la realidad espiritual. En estos tiempos, hombres motivados por sus propios intereses, la intelectualidad y el ego rechazan la sabiduría espiritual como a una plaga. Sólo aquellos que buscan la verdad con corazón puro son capaces de encontrar esta sabiduría. Estos enfoques se expresan en su tratado kabbalístico: Una Entrada al al Árbol de la Vida. 

''En una generación como la nuestra, no hay nada que temer para revelar abiertamente la verdadera sabiduría'' 

El año era 1922. Rav Áshlag estableció el primer Centro Kabbalah en la ciudad de Jerusalén. El aprendizaje se puso a la disposición de aquellos que eran estudiantes avanzados de religión, y mayores de 40 años.

Muchos rabinos de su generación aplaudieron esta histórica apertura.  Otros se opusieron vehementemente, avivando las flamas de la controversia que rodeaba la diseminación de esta sabiduría espiritual. Rav Áshlag fue golpeado afuera de su sinagoga. Fue abandonado sangrando en las escaleras de su templo, y sólo por ofrecer sabiduría al prójimo. 

Rav Áshlag  profundizó en la Kabbalah Luriánica con fervor devoto. Reveló algunos de los mayores secretos que la humanidad no había conocido jamás. Pero gran parte del mundo no prestó mucha atención a su acto histórico, ni pudo tampoco percibir su influencia.

Los escritos del Rav Áshlag abordan temas que tienen que ver con la remoción del caos –caos que ha devastado a la humanidad desde tiempos inmemoriales. Conceptos como la relatividad, viajes al espacio, sanación y otros aspectos que afectan el bienestar de la humanidad fueron abordados por el Zóhar hace mas de 2.000 años.

La genialidad de Rav Áshlag residía en su habilidad de extrapolar esos secretos de los escritos del Ari de hace 500 años. Conforme se fueron revelando los misterios, se fueron agregando en el inconsciente colectivo de la gente, incluyendo sus homólogos que trabajaban en el mundo de la  física. Una vez más, el “efecto  monolito” estaba en acción.  A nivel invisible y espiritual, su trabajo inició la explosión tecnológica del siglo XX.

Bendecido con inmensos poderes de meditación y percepción, Rav Áshlag escribió:

"La redención depende del aprendizaje de la Kabbalah. Si la gente rehúsa estudiar la espiritualidad, entonces  pobreza,  guerra, desolación,  muerte y destrucción cubrirán al mundo."

Rav Áshlag dejó el mundo físico en 1954 en la fiesta del Yom Kippur. dejando el legado de la primera traducción del Zóhar del arameo original al hebreo. Este monumental tomo incluye un comentario profundo y lúcido que revela los secretos del Zóhar ocultos por tanto tiempo, y su relevancia en nuestras vidas. Otro notable legado fue su amado estudiante el Kabbalista Rav Yehuda Brandwein quien lo sucedió como líder espiritual del Centro de Kabbalah.

(Volver al inicio)

 RAV YEHUDA BRANDWEIN A MEDIADOS DEL SIGLO 20

Antes de morir, Rav Áshlag le dijo a Rav Yehuda Brandwein que pronto tendría el merito de contar con sus propios alumnos y que uno de ellos lo ayudaría a traer esta sabiduría al mundo, entre protestas y desprecios.

Un alma gentil y devota, Rav Brandwein era un hombre del pueblo. Evocaba profundo amor en todos aquellos con los que entraba en contacto. Tanto ateos como religiosos le han brindado gran reverencia. Tuvo una habilidad poco común para moverse entre dos mundos – subiendo andamios de construcción, poniendo ladrillos durante el día, y luego escalando a los más altos mundos espirituales, durante la noche, bajo la luz de la luna.

Al igual que en el camino de todos los grandes kabbalistas, el carácter y la esencia de Rav Brandwein era espiritual, en vez de religiosa o inclusive, política,  el amor de Rav Brandwein trasciende las divisiones raciales y religiosas tan presentes durante esos tiempos turbulentos. Una vez un árabe agobiado por la pobreza fue a donde él trabajaba como constructor, a pedirle un trabajo, en la década de los años 30, el kabbalista vio el alma del hombre, la chispa en común de divinidad que existe dentro de todos nosotros. El árabe obtuvo el empleo, y un nombre para esconder su identidad.

El linaje de Rav Brandwein es notable, proviene de una familia descendiente del estimado Rav Dov Baer, un gran líder espiritual de Rusia de finales del Siglo XVIII. Rav Dov Baer era el sucesor del Baal Shem Tov, el fundador del movimiento Jasídico y uno de los más grandes sabios de los últimos 500 años.

Luego de las masacres de la guerra en Israel en 1967, Rav Brandwein se convirtió en el primer ciudadano del país en asentarse en Jerusalén. Años más tarde cuando Jerusalén se transformó en ciudad, un árabe visitó el hogar de Rav Brandwein trayendo consigo un barril lleno de uvas frescas, era el mismo árabe que Rav Brandwein había empleado hace unos 35 años atrás. Los ojos del hombre estaban llenos de lagrimas, le dijo a Rav Brandwein que había esperado todos esos años, hasta que terminara la guerra, para poder finalmente ofrecer su profunda gratitud por la amabilidad mostrada.

Los actos de bondad y tolerancia de Rav Brandwein hacia todos los que conocía irradiaban luz espiritual y alumbraban el alma de todos en su presencia. Ahí se encuentra el verdadero poder de Kabbalah.

(Volver al inicio) 

 

Que bueno es contar con un sitio de Kabbalah en español. Temas y lecturas en nuestro propio idioma, lo que hace para mí una mejor comprensión de la Kabbalah, y se haga parte de mi conciencia más facilmente. ¡Muchísimas gracias!

-A. Pérez

 

Yo creí que había entendido un tema. No hablo bien inglés, y lo traduje a mi manera, pero ahora que lo leo en español, me siento muy bien. Ha sido tan esclarecedor. Siento que crezco rápidamente.

-C. Viña

He llegado a un punto en mi vida en donde siento que, a menos que realmente llegue a conocerme a mí mismo, mi cuerpo y lo más importante, mi alma, no podré progresar más en un viaje espiritual o en una búsqueda. 

-J. Padilla

 

Los estudios de Kabbalah han sido lo mejor que he tenido en la vida. Me ayudan a aprender a romper mi ego.  He visto cambios en mi vida gracias a los maestros del Centro de Kabbalah, y mis amigos lo han notado también.

-R. Imbermann