UNA HERRAMIENTA DE PROTECCIÓN

El Hilo rojo  es usado para protegernos contra lo que el Zóhar llama: Mal de ojo

"Una persona que posea "mal de ojo" lleva consigo celos y envidia, una fuerza destructora. Protégete y no te acerques a esta persona. Podría hacerte daño". - El Zóhar

Por más terrorífico que parezca, el Zóhar dice que los ojos son las ventanas del alma, y por ello pueden trasmitir una gran cantidad de energía. Cuando vemos a otros con odio, o con envidia, estamos enviando una energía negativa hacia ellos, y viceversa. El Hilo rojo nos protege de las miradas conscientes e inconscientes. Se usa en la muñeca izquierda, la izquierda representa el deseo de recibir, por eso, crear un escudo protector repele la energía negativa.

RAJEL Y EL HILO ROJO

Es una antigua tradición la de enrollar siete veces el Hilo rojo alrededor de la tumba de Rajel, la gran Matriarca. Rajel, la esposa de Jacobo, dio a luz después de muchos años estériles a dos hijos: Yosef, y más tarde a Benjamín. Durante el nacimiento de Benjamín, Rajel falleció y fue enterrada en el camino entre Jerusalem y Belén, en la tierra de Israel.

Después de enrollar el Hilo Rojo alrededor de la tumba, éste recibe poderes místicos. Luego se corta y se lleva atado a la muñeca izquierda.  Según la Kabbalah, la mano izquierda es el lado receptor del cuerpo y el alma.  Al llevar el Hilo Rojo en nuestra muñeca izquierda podemos recibir una conexión vital con las energías protectoras que rodean a la tumba de Rajel.

También nos permite llevar la energía protectora de Rajel con nosotros para que la podamos utilizar en cualquier momento.

Los kabbalistas creen que al buscar la Luz de personas elevadas como Rajel, podemos utilizar su poderosa influencia para que nos ayude. Según la Kabbalah, Rajel representa el mundo físico en el que vivimos. Su deseo mas grande es proteger y defender del mal a todos sus hijos. Cuando nos atamos el Hilo Rojo a la muñeca izquierda mientras recitamos la poderosa oración del Ana Bejóaj, sellamos su poderosa energía protectora dentro de él, y de esta forma intercepta influencias negativas cuya intención sea causarnos daño.

CÓMO FUNCIONA

Rajel la Matriarca representa el aspecto de protección en el reino físico. Su mas grande deseo es proteger y defender del mal a todos sus hijos. Es por ello que evoca el elemento de protección del universo. Cada pieza del Hilo rojo se lleva a la tumba de Rajel, que está ubicada en territorios ocupados por la milicia dentro de Israel. El Centro de Kabbalah lleva a nuestros maestros y estudiantes a la tumba, donde el hilo se enrolla siete veces alrededor de la tumba y se imbuye con la esencia de protección. Luego el rollo completo de Hilo rojo es cortado en pedazos más pequeños y distribuido a estudiantes alrededor del mundo.

POR QUÉ LO NECESITAS

Si las miradas mataran...

¿Te has preguntado de dónde viene esta vieja expresión? Según la Kabbalah, las miradas envidiosas y malas pueden impedirnos que alcancemos nuestro potencial. Los kabbalistas le atribuyen muchas desgracias al mal de ojo, las miradas negativas y resentidas que recibimos de ciertas personas contienen sentimientos destructivos hacia nosotros. El hilo rojo ayuda a restringir la energía negativa que tú envías a otros, y al mismo tiempo actúa como un escudo de protección en contra de cualquier energía negativa que se dirija hacia nosotros.

CÓMO USAR EL HILO ROJO

Haz que alguien que te quiera te ate el Hilo Rojo en la muñeca izquierda. Primero debe atarte el Hilo, ajustándolo a tu muñeca con un simple nudo. El nudo debe repetirse seis veces más hasta llegar a un total de siete nudos. Ahora haz la promesa de que evitarás tener pensamientos negativos o hablar mal de los demás, pues este comportamiento perjudicial interferirá con tu esfuerzo de ganar satisfacción personal y protección. Entonces la persona debe finalizar diciendo la oración de Ben Porat, que evita que otras personas te den Mal de ojo.

La oración de Ben Porat está incluida en el paquete del Hilo rojo.

HAZ CLIC AQUÍ para comprar el paquete de Hilo rojo.